La necesito

La necesito

Lo que la mayoría de los padres ha estas alturas del verano tiene en la cabeza es la deseada vuelta al cole. Después de un veranito intenso de idas y venidas subidas y bajadas las pilas de los papás están bajo mínimos, y necesitamos el cole como agua de Mayo.

Hay dos tipos de padres: los que dejan la mochila preparada con todo el material y munición escolar a punto a finales de Junio y los que lo dejan para unos días antes de que empiece el cole. Yo he probado las cosas y la verdad que es mucho menos estresante la primera opción, por el contrario ocuparse de estos menesteres a finales de verano puede mantener tu mente distraída y alejarla de la depresión post-vacacional. Al final cada uno lo adapta más a su manera de ser o a sus horarios laborales y su tiempo libre. También tenemos los maravillosos grupos de WhatsApp de padres que se encargan de contagiar los nervios previos al comienzo escolar, estos grupos figuran entre los peores inventos de la humanidad y para ello tendríamos tema mas que suficiente para dedicar un post entero.

El primer año de escolarización se compra todo con mucha ilusión hasta el último rotulador, munición extra para dar y tomar e incluso el segundo, el tercer año lo mas normal es que aparezcan los bolígrafos y lapiceros de otros años mordidos y las pinturas plastidecor de cualquier manera, los cuadernos yo los reciclo de año en año arranco las hojas usadas y las encarpeto a parte, para dejar las hojas limpias para el curso que viene. En algunos colegios tienen las llamadas coperativas que consisten en poner un fondo en común y el colegio se encarga de comprar el material escolar (suele ser solamente en preescolar).

Los primeros cursos es inevitable vivir el inicio de curso con bastantes nervios: que profesora le tocará a mis hijos, que compañeros tendrá, se adaptará bien a su nuevo nivel, como llevará los madrugones después de vivir en estado semi-salvaje todo el verano...etc etc Cada colegio tiene sus peculiaridades, los hay que van cambiando cada curso al alumnado mezclando a las clases, con lo cual las novedades son anuales, dicen que es muy positivo para los niños. Al final los niños te demuestran que son capaces de adaptarse a cualquier situación sin traumas y da igual que les mezclen 80 veces, por que al final se siguen juntando con los mismos amiguitos en el patio.

Los niños demuestran que son personitas maravillosas y que saben adaptarse a situaciones nuevas mucho mejor que nosotros los adultos, y está demostrado que nos han cogido la medida a la perfección, y que aunque los más bebés se queden llorando, las profesoras nos confirman que paran instantáneamente una vez desaparecemos por la puerta. De hecho, os encontraréis con la situación de que disfrutan tanto con sus amigos del cole que querrán quedarse al comedor o a actividades extraescolares.

Por eso, os insto a que no os preocupéis y confiéis en vuestros hijos, suelen ser ellos los que en este aspecto nos dan una lección a los adultos. Y por mucho que al final nos dé pena, siempre es necesario que los niños recuperen sus rutinas de horarios y tareas, ademas todos sabemos que el el fondo es algo beneficioso para toda la familia. 

Si te ha parecido útil este post y te sientes identificada/o puedes dejar tu comentario mas abajo.

Desde mamachula te invitamos a que eches un vistazo a las nuevas sudaderas de la nueva temporada otoño-invierno de , no te pierdas los nuevos diseños son muy chulos!

Deja un comentario