La cuesta de Enero

La cuesta de Enero

Uno de nuestros máximos retos es superar con éxito la cuesta de Enero y Febrero. Y como todas somos mamachula y nos encanta compartir con vosotras, hemos pensado que os va a interesar estos tips:

 

Tu presupuesto. Lápiz o bolígrafo y papel, y escribe todos los gastos que creas tener durante estos dos meses (puedes hacerlo también en ordenador, pero recomendamos hacer el borrador en papel). Una vez sumados, y sabiendo los ingresos que tienes al mes, tendrás tu presupuesto hecho, podrás controlar tu gasto.

 

Establece prioridades. Dentro la lista que has hecho en el paso anterior, marca los gastos que sean prioritarios y los que no lo son. De esta forma, si los ingresos no te llegan para cubrir toda la lista, puedes emplearlos para los gastos imprescindibles.

 

Consume con criterio. No hagas compras a lo loco y compara diferentes precios. Por ejemplo, en mamachula tenemos unos precios muy económicos de camisetas iguales y sudaderas iguales para padres e hijos.

 

4

El carro del Super. Aquí es donde se puede disparar nuestro gasto, y hemos de usar bien la cabeza. Antes de salir de casa, haz tu lista de la compra sólo con lo que realmente necesites. Sigue la lista, y no mires los chocolates de oferta, que ya sabemos que son una tentación.

 

Aprovecha las rebajas de invierno. Dentro de tu lista de gastos de Enero y Febrero, seguro que hay productos que están en oferta, aprovéchalo. Puede que estos meses coincidan con el cumpleaños de tu hija, seguro que le encantará ser chula y tener una sudadera igual que la tuya.

  

Implícales. Aunque elabores tu la lista de ingresos y gastos, es recomendable, en cierto modo, implicar a los miembros de la familia. Por ejemplo, marcar un objetivo para finales de Febrero, motivando a todos, especialmente a los peques, y ver si se consigue. Si es así, ya en Marzo, prepara una buena merienda para celebrarlo.

 

El coche, la moto. Si utilizas el coche o la moto para ir a todos los sitios, plantéate el uso del transporte público. Tu bolsillo y el medio ambiente  te lo agradecerán.

 

Como ves, todo es cuestión de planificar con cabeza y llevarlo a cabo. ¡Una vez pasado febrero, verás que sí!. Es el momento de darte un capricho.

 

Te invitamos a que compartas nuestros consejos con tu familia y amigos. 

Deja un comentario