Hay vida después del verano

Hay vida después del verano

Los cambios suelen ser difíciles, pero necesarios pero la mejor manera de enfocarlos sin duda ha de ser con optimismo. Igual que nos cuesta pasar de la rutina del cole a la anarquía de las vacaciones, con sus laaargas jornadas y sus horarios sin horarios.

Y cuando ya nos habíamos acostumbrado y sin apenas enterarnos ha llegado septiembre, la vuelta al cole, al trabajo y el cambio estacional con todo lo que ello conlleva, nuevo vestuario de pies a cabeza, organización de armarios, libros, extraescolares, vamos un poquito de extres para el cuerpo que ya se nos había olvidado. Y de nuevo nos cuesta acoplarnos a las antiguas costumbres: la tiranía de los horarios, los madrugones, comidas, cenas, acostarse temprano para que a la mañana siguiente no nos den ganas de tirar en dirección contraria al trabajo...

¡Pero no todo son desventajas! La vuelta es vuelta en todos los aspectos: ver a los amigos que hace tiempo que no los ves, a horarios que te hacen más compatible la vida familiar y personal, con mas ratos libres para nosotros y unas temperaturas más llevaderas.

En cualquier caso os queden vacaciones o no, ¿sois de las que os acostumbráis enseguida a las nuevas circunstancias o de las que van llorando por las esquinas? os recomiendo que os lo toméis con calma, incluso para también estar un par de días de bajón, por que prontos os daréis cuenta de que toda esta etapa tiene su encanto y lo importante es saber adaptarse a las circunstancias. Por eso vamos a tomarnos las cosas menos en serio, vivir el presente y disfrutar de los momentos que nos surgen, el aquí y ahora. ¡Feliz vuelta al cole!

Aprovechamos la vuelta del frío para que echéis un vistazo a la sección de sudaderas de la nueva temporada mamachula aquí

Deja un comentario